Tipos de estrés: distrés vs eustrés

Tipos de estrés: distrés vs eustrés

El estrés, ese sentimiento ineludible que tenemos todos en algún momento de nuestras vidas. A menudo, esta sensación de intranquilidad es descrita de una única forma. Pero, ¿sabías que existen dos tipos de estrés? A continuación te explicaremos en qué consiste cada uno.

Específicamente hablaremos de distrés y eustrés. Es probable que jamás los hayas oído mencionar, pues ambos suelen ser englobados dentro del mismo término “estrés”.

Sin embargo, es importante saber diferenciarlos; pues, como verás en nuestro título “distrés vs eustrés” estos se enfrentan entre sí, van en direcciones contrarias. Y, dependiendo de cuál esté más presente en tu vida, tu salud puede deteriorarse o mejorar. Así que, sin más preámbulos, veamos sus diferencias.

¿Cuáles son las diferencias entre distrés y eustrés?

De forma general, el estrés es una respuesta emocional ante un pensamiento o una situación que nos resulta incómoda o nos parece demasiado exigente. Dicha respuesta emocional se describe como una sensación de intranquilidad y tensión, provocada por factores externos.

Estos factores externos pueden ser cualquier cosa. ¿A ti, qué te genera estrés? Las causas más comunes son el trabajo, la vida escolar, las relaciones interpersonales, entre otras.

Es muy probable de hayas escuchado que el estrés es malo para tu salud, y esta no es una afirmación errónea. Sin embargo, hay que aclarar que depende del tipo de estrés que tengas.

Para ser más precisos, si sufres distrés es posible que esto tenga un efecto negativo en tu salud. Por otra parte, si padeces eustrés será lo contrario, pues este se conoce como el estrés positivo.

Entonces, la diferencia principal entre los tipos de estrés, es que uno es bueno y otro malo; uno es incapacitante y el otro es motivante. Pero, ¿cómo diferenciamos uno del otro? ¿Cómo sé si tengo distrés o eustrés? Te lo explicamos…

Tipos de estrés: Distrés

El distrés es caracterizado por niveles crónicos de estrés. Es esa sensación de tensión tan grande que te impide actuar, te impide sobrellevar y hacerle frente a esos factores externos que causaron en ti la sensación de incomodidad.

Las personas que tienen distrés pueden presentar problemas de salud como fatiga, dolores de cabeza, mareos, calambres, náuseas, temblores, etc. Incluso, hay una relación directa entre el distrés y el incremento del riesgo a sufrir una enfermedad cerebrovascular o cardiopatía isquémica.

Tipos de estrés: Eustrés

Puede que a lo largo de tu vida hayas sentido eustrés miles de veces sin darte cuenta. Esta es la respuesta emocional que es adaptativa. Es decir, es esa sensación de intranquilidad que no es incapacitante, sino al contrario, te motiva a esforzarte, para hacerle frente a lo que te causa el eustrés y revertir la situación.

Básicamente son niveles sanos de estrés, que inevitablemente te hacen sentir incomodidad y tensión, pero que no son lo suficientemente altos como para dejarte sin respuesta.

El eustrés tiene una relación directa con el aumento de la productividad y la capacidad de resiliencia. Es eso que sientes cuando debes realizar un trabajo demandante, pero que te gusta, así que te motiva. Por lo general, viene acompañado con una posterior sensación de satisfacción y alegría.

Control de estrés de forma natural

Los adaptógenos han sido fundamentales en la medicina tradicional de todo el mundo durante siglos, pero hoy se sabe más sobre estas hierbas porque durante la Segunda Guerra Mundial se profundizó en el estudio de las mismas. Las primeras investigaciones mostraron resultados promisorios en cuanto a apoyo para épocas de estrés ocasional.

Estudios más recientes revelaron que esto sucede gracias al apoyo para mantenerse resiliente al estrés ligero y en el manejo de la sensibilidad ante estresores. Los compuestos activos del azafrán y otras hierbas favorecen los procesos de señalización celular del cerebro y los mecanismos corporales de adaptación al estrés.

Una de las especias más caras del mundo ofrece más que un sabor exótico. El azafrán (Crocus sativus L.) también contiene crocina, un compuesto carotenoide. Esta sustancia desempeña un doble papel en el aroma de la hierba y sus beneficios en los remedios herbarios tradicionales en el Medio Oriente y Asia.

Los efectos multifacéticos de la especia en la salud van desde apoyar al hígado hasta la salud cerebral. No obstante, el azafrán es un elemento clave  por sus propiedades favorables para la sensación de calma, para mantener el equilibrio de importantes neurotransmisores y para ayudar en los procesos que apoyan el manejo del estrés ligero y la tensión.*

La tradición ayurvédica de India no sería la misma sin la ashwagandha (Withania somnifera).

La razón es que la ashwagandha, también conocida como ginseng de India, despliega su actividad antioxidante al mismo tiempo que ayuda a mantener la salud del cerebro y la sensación de calma. También ayuda a mantener saludable el funcionamiento cerebral, incluidos los niveles saludables de selectos neurotransmisores y el cortisol. Todos estos se combinan para apoyarlo a usted en temporadas de estrés ligero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse a mi newsletter!