contaminacion

¿Cómo ocurre una intoxicación por monóxido de carbono y cómo evitarla?

Cada año, se estima que alrededor de 500 estadounidenses mueren por envenenamiento involuntario con monóxido de carbono. Pero, ¿sabes cómo ocurre una intoxicación por monóxido de carbono? Si tu respuesta es “no”, entonces quédate.

A continuación te explicaremos cómo ocurre una intoxicación por monóxido de carbono, cuáles son sus síntomas, qué debes hacer si sospechas que tú o alguien más está intoxicado y cómo puedes evitar este gas mortal.

¿Qué es el monóxido de carbono y por qué es mortal?

El monóxido de carbono (CO) es un gas que no se puede ver, no tiene olor alguno y tampoco sabor, por lo que es difícil detectarlo cuando está en el aire. El gas CO se produce a diario de muchas formas.

Cada vez que se enciende algún combustible, como gasolina, gas propano, madera, carbón, queroseno, etc. Se emana monóxido de carbono al ambiente. Incluso, algunos electrodomésticos pueden generar monóxido de carbono dentro de tu propia casa.

Esta producción de CO no representa peligro alguno para la salud cuando es en un espacio abierto y con suficiente ventilación. La intoxicación por monóxido de carbono ocurre por lo general cuando este es liberado en un espacio cerrado, con ventilación insuficiente.

Lo que contribuye a que este gas se concentre allí y comience a saturar el aire. Mismo aire que luego será respirado por alguien, que inconscientemente estará inhalando monóxido de carbono.

¿Qué ocurre en nuestros cuerpos cuando inhalamos mucho monóxido de carbono?

La razón por la que el monóxido de carbono es mortal es porque evita que nuestro cuerpo obtenga el oxígeno que necesita para vivir. Cuando respiramos aire con altas concentraciones de CO, este gas ingresa en nuestro cuerpo y se dirige a nuestro torrente sanguíneo.

Una vez en nuestra sangre, el monóxido de carbono impide que el oxígeno entre al organismo. Por ende, al cabo de un tiempo, algunos tejidos y órganos comienzan a morir por falta de oxígeno.

¿Cuáles son los síntomas de una intoxicación por monóxido de carbono y cómo debes actuar ante estos?

Los síntomas típicos de una intoxicación por monóxido de carbono, incluyen:

  • Dolor de cabeza.
  • Falta de aliento.
  • Náuseas.
  • Confusión.
  • Disminución de la memoria a corto plazo.
  • Falta de coordinación.

Una vez que se presentan estos síntomas, es indispensable actuar de inmediato, para evitar la pérdida de consciencia. Pues, la mayoría de muertes por monóxido de carbono, ocurren porque las personas pierden el conocimiento y, en consecuencia, no pueden escapar del sitio donde está el CO.

Si tú o alguien más presentan estos síntomas, se recomienda salir al aire libre; ventilar el lugar en donde estás; llamar a emergencias y esperar en un sitio apartado, de preferencia un sitio abierto, donde puedas respirar aire puro.

¿Cómo evitar una intoxicación por monóxido de carbono?

Las siguientes, son medidas que puedes adoptar para evitar una intoxicación por monóxido de carbono:

  • Instala detectores de CO en tu casa.
  • No dejes tu vehículo encendido dentro del garaje.
  • Verifica constantemente que los aparatos a gas están calibrados correctamente.
  • Instala un extractor de aire sobre las cocinas de gas.
  • No utilices generadores de energía portátiles en espacios cerrados.
  • Chequea frecuentemente si la ventilación de todos los aparatos de tu hogar están funcionando correctamente.

El monóxido de carbono es sumamente peligroso, aun si actúas a tiempo evitando perder el conocimiento. Si inhalas suficiente CO este puede causar daños a largo plazo. Puede afectar tu sistema nervioso, causando daños cognitivos, trastornos emocionales, de personalidad o motores, y mucho más.

Por esto es muy importante tomar las medidas preventivas adecuadas. Ahora que sabes cómo ocurre una intoxicación por monóxido de carbono y cómo evitarla, puedes estar más tranquilo/a, aplicando los consejos que te hemos dado hoy para prevenir este gas altamente tóxico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse a mi newsletter!