Dr Job Monobe/ mayo 23, 2018/ Buscando La Cura/ 0 comentarios

Confusión, frustración y decepción, son las emociones más frecuentes que miles de personas tenemos cuando comenzamos una dieta, ya que la mayoría de las personas, las abandonamos al poco tiempo de haberla iniciado, o incluso a solo pocas horas. No te sientas culpable por esos fracasos, no es tu culpa, esto es porque tienes una adicción a los carbohidratos y muchas veces creyendo que el problema es la dieta, recurrimos a múltiples tipos dietas, solo para darnos cuenta que volvemos a fracasar; motivo por el cual recurrimos a medidas de emergencia utilizando productos milagrosos o medicamentos para controlar el apetito y reducir de peso. Si no se tienen los cuidados pertinentes esto tratamientos podían tener efectos negativos, ya que las dietas mal balanceadas, los productos milagro y medicamentos que controlan el apetito pueden causar desequilibrios metabólicos, generando en un principio perdida de peso, pero después aparece el tan temido REBOTE.

 

¿Qué es el REBOTE?

El REBOTE no es otra cosa que la combinación de varios factores, uno de ellos es cuando tomas algún producto para quitar el apetito, esto es como tener un carro acelerado y frenado a mismo tiempo, que mientras no hay hambre, todo parece estar bien, pero en cuanto pasa el efecto de la droga aparece un hambre voraz, que se combina con otro factor que es cuando las personas dejan de comer balanceadamente y disminuyen su ingesta calórica, también bajas su metabolismo y el cuerpo se comporta como si padecieras de hipotiroidismo, el cual hace que aumente las reservas de grasa y líquidos, generando aumento de peso y celulitis.

Ahora te preguntarás ¿Qué hacer?, pues bueno, lo primero que debemos de saber, es que las dietas fracasan porque es muy complejo que una persona este todo el tiempo contando calorías y combinando los alimentos, aparte de la frustración de no tener el conocimiento adecuado, tendríamos que estar todo el día en la cocina para hacer los platillos más balanceados posible, pero aún así, no es garantía de obtener los nutrientes perfectamente bien balanceados.

 

Una propuesta muy interesante y efectiva es tener en cuenta 3 factores para la pérdida de peso:

 

  1. Cantidad de calorías que ingieres durante el día, en relación a las necesidades reales que tengas, si haces ejercicio, etc.

 

  1. ¿Que tan rápido y que tanto se eleva la glucosa en la sangre del alimento que estas ingiriendo en casa comida?, a esto se le llama Índice Glicémico (IG). Entre más bajo el índice glicémico mejor, ya que nuestro cuerpo requiere menos insulina, lo cual es estupendo ya que la insulina es una hormona que te hace ganar peso en ciertas condiciones.

 

  1. La cantidad, calidad y balance que tiene la comida de micro y macro nutrientes, como vitaminas, minerales, antioxidantes, fibras y líquidos, es vital para una adecuada pedida de peso.

 

 

¿Cómo quitar la adicción a los carbohidratos y tener una alimentación balanceada?

 

Existen alimentos inteligentes, que te proporciona alimentos perfectamente bien balanceados en calorías, proteínas, fibras, carbohidratos y grasas. Y tienen especial énfasis en el control de índice glicémico.

 

La forma que operan estos alimentos inteligentes se basan en disminuir la velocidad de absorción de los azucares a través de los intestinos hacia el torrente sanguíneo. Esto se logra mezclando fibras naturales con el resto del compuesto nutritivo, teniendo un fenómeno que hace se libere lentamente los azucares para su absorción.

Lo beneficioso de este fenómeno es que el cuerpo utiliza menos insulina para meter la glucosa (azúcar) a la células para ser quemadas de forma adecuada, y al tener ser menos expuesta el cuerpo a la insulina tiene menos riesgos de daños provocados por el exceso de esta hormona.

 

 

 

El control de los índices glicémicos en las personas es nos beneficia por que ayuda a eliminar un trastorno muy frecuente en la actualidad llamado “adicción a los carbohidratos”. Esto sucede por que los centros receptores cerebrales para el placer provocado por el azúcar son los mismos que utiliza las drogas, por eso genera adicción y no podemos estar sin consumirla, generando un síndrome de abstinencia si no la tenemos a todo momento. La consecuencia de esto es el aumento de peso, mayor riesgo de diabetes, problemas circulatorios, renales y cerebrales.

Existen tablas que te pueden dar una idea de cómo son los índices glicémicos y como puedes combinarlos, ya que la combinación de estos alimentos generan un fenómeno donde puedes modificar el índice glicémico al mezclar alimentos. Por ejemplo; los frijoles tienen una índice glicémico de Cero y los dátiles tienen un IG 110, puedes hacer un calculo de la siguiente manera 0+110=110 entre 2 = 55 esto quiere decir que el conjunto de alimentos cambio a 55 que entra dentro de los índices medios. De esta manera podemos modificar estos índices de manera natural.

 

Por consecuencia la alimentación con bajo índice glicémico es ideal no solo para reducción de peso, también para auxiliar en el manejo de la diabetes.

 

 

 

Hay una frase muy sabía dice: “Si te alimentas como diabético, nunca lo serás”.

 

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*